El Poeta se hace "vidente" por medio de un largo, inmenso y razonado "desarreglo" de "todos los sentidos". Arthur Rimbaud

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum

Tenemos 64 invitados conectado(s)

música

Cómo me hice fan de Ismael Serrano (después de años insultándole)

Víctor Lenore. Durante años, detesté profundamente a Ismael Serrano. Yo era hípster talibán y acudía a sus recitales por 'imperativo profesional', como la izquierda 'abertzale' jura la Constitución española. Ponía verde al cantautor de Vallecas por lo previsible de sus versos, por imitar demasiado el vibrato de Serrat, por salir a escena con ropa de calle, en plan qué-campechano-soy-y-qué-poco-lo-digo. “Solo existe una gremio más vanidoso que los rockeros y esos son los cantautores”, me decía Igor Paskual, guitarrista y compositor de Loquillo. Yo me partía de risa y mandaba mis crónicas demoledoras a la sección de Cultura de ‘La Razón’, donde eran bastante celebradas.

Me sentía el crítico pop más ingenioso, implacable y demoledor del mundo. También me burlaba de mi novia, de forma machista, por ser tan boba como para disfrutar de este tipo de sentimientos 'buenistas' y 'oenegeros' (Serrano era su cantante favorito y yo me creía un bolchevique por escuchar a grupos de rock alternativo tipo Nirvana). Ahora, cuando Serrano viene a Madrid, la llamo para quedar y verlo juntos. Y me lo paso tan bien o mejor que ella. ¿Cómo puede haberse dado un cambio tan radical?

Quitarse la tontería

Primero, la mutación obedece a un proceso de deshipsterización (hablando en plata: quitarte la tontería). Ya no utilizo la música como signo de distinción, sino como herramienta de disfrute y relación social. Segundo: porque Ismael Serrano vive su mejor momento creativo. El disco 'La llamada' (2014) es un salto notable, lo más intenso y contagioso que ha grabado en sus 20 años de carrera. Para empezar, combate la solemnidad típica de su gremio con suaves ráfagas de cumbia, candombé y reguetón. Desde la primera vez que lo escuché, me enganchó el himno que da título al álbum. “Ya nadie hace canciones sobre cajeras de supermercado”, me había dicho días antes el Dylan catalán Xavier Baró. Pues bien: Ismael Serrano es una de las pocas excepciones. La protagonista de esta pieza es una cajera precaria, madre soltera con hijo, que nunca será rescatada por Christian Grey (el de 'Cincuenta sombras...'). Cuando sale del trabajo encuentra personas rebuscando en el contenedor de basura y se alegra de no estar en esa situación. Lo mismo hasta se siente un poco 'clase media'. ¿Les suena la situación?

Leer más...



Y nunca pasa nada

Opinión Actualidad

Ignacio Escolar. Hace justo un año, eldiario.es destapó los negocios como comisionista de José María Aznar: el expresidente del Gobierno había firmado un contrato para llevarse el 1% de cada desaladora que adjudicase el gobierno libio de Gadafi a Abengoa, una empresa española que cotiza en el IBEX. No era ni mucho menos una especulación, ni una información basada en fuentes. Publicamos el contrato íntegro, y también la primera factura de 100.000 euros de adelanto. Aznar no es un señor retirado de la política: es el presidente de honor del PP y también preside FAES, la fundación política que más fondos públicos recibe. Y en sus negocios de comisionista involucró a la oficina del expresidente, que también pagamos los contribuyentes españoles.

 

Podemos e IU: El precio de ser los mas autenticos es ser los mas gilipollas

Izquierda

Juan Soto Ivars. No es lo mismo ser auténtico y gilipollas que ser un auténtico gilipollas, aunque a veces terminan comportándose los dos especímenes de idéntica manera. La segunda descripción puede referirse a cualquier cuñado, yo incluido, pero la primera es propia de los grupos de izquierdas y en especial de los partidos de izquierdas de España. Que nadie la tome conmigo porque esto no es nuevo ni lo digo yo antes que otros. El diagnóstico lo dieron personajes legendarios de la izquierda y la tercera España liberal, que dijeron esto mismo, casi siempre con otras palabras, en los momentos de la historia en que los partidos de izquierdas se esforzaron en dejarlo claro.

 

Volkswagen es una excepción, el capitalismo no es así.

Lo llaman democracia

Isaac Rosa. Tranquilos, el fraude de Volkswagen es una excepción, no es la norma. Que nadie corra a sospechar de la industria automovilística, ni de las empresas alemanas, ni de las multinacionales en general. Ni por supuesto del capitalismo globalizado versión 2.1. Es la excepción, no la norma.

 

Los Patriotas

Opinión Actualidad

David Trueba. Qué chollo es fabricar patriotas. Qué rentable sale lograr que las personas anulen su conciencia cívica y la pasión crítica para enfundarles un uniforme o ponerles a desfilar tras la bandera. Qué útil hacerles confundir la pasión deportiva, donde te identificas con el talento para el gol y la canasta de quienes te son cercanos y familiares, y venderles que esa filiación te explica el mundo, te ordena el mundo, te marca las prioridades. No hay más que verles correr a intentar convencernos de que la genialidad de Pau Gasol justifica la integridad territorial, las concertinas de Melilla, el abandono de los dependientes, la privatización del servicio sanitario.

 

El machismo en la izquierda

Izquierda

Antonio Maestre. El machismo de la izquierda se caracteriza por poner en segundo lugar la lucha emancipadora por antonomasia: el feminismo. Ninguno de los programas que a las pasadas elecciones autonómicas y municipales presentaron Podemos e Izquierda Unida incluía la palabra feminismo. Esta exclusión pone de manifiesto uno de los grandes males de la vieja y la nueva izquierda para con la causa feminista: promover la invisibilización del feminismo y tutelar a las mujeres y la prioridad de las luchas.

Es común entre las mujeres que participan de forma activa en las organizaciones políticas de izquierdas comprobar cómo

 

Felipe, cállate

Opinión Actualidad

Javier Gallego. Es hora de que alguien le diga a Felipe González lo que habría que haberle dicho hace años: Felipe, cállate. La broma ha durado demasiado. Estás haciendo el ridículo. Tiene el personaje un pasado como para haberse metido en un agujero, haberlo tapado con cal viva y que no le hubiéramos vuelto a ver las canas, pero es tan soberbio y vanidoso que no es capaz de bajarse del escenario y, cada vez que sale, la tiene que liar. Si hay algo peor que un presidente, es un ex presidente. Padecen casi siempre  pitopausia presidencial. Como ya nadie les mira como antes, tienen que sobreactuar para coger foco. Ahora Felipe ha pasado de carismático a caricato. De piquito de oro, a bocazas oficial. Por consiguiente.

 

Aquí hay mucho Ruiz Mateos

Opinión Actualidad

Jesús Cintora. Despedimos a Ruiz-Mateos, precursor de la corrupción patria en tiempos de democracia. Todo un símbolo de que hay cosas en España que no han cambiado tanto. Y, si no, pasen y vean.

 

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +
  • todo eso esta muy bien, pero...¿donde está mi desp... leer +
  • LIMPIDA VERDAD QUE EL VULGO ESTUPIDO Y AMEDRENTADO... leer +

libros

La Movida Modernosa. Crónica de una imbecilidad política

Juan Ángel Juristo. La movida modernosa (La Felguera Editores) es el título del último libro escrito por José Luis Moreno-Ruiz , ‘Morenito’ para los amigos, uno de los periodistas y escritores españoles, bueno, también torero, más curiosos e interesantes que me ha sido dado a conocer. Supe de Moreno cuando dirigía Rosa de Sanatorio en Radio 3, un programa legendario que se cargaron de mala fe y tuve a su mujer de entonces, Susana, como compañera de fatigas en El Independiente. En aquel tiempo José Luis y Susana llevaban una editorial, Moreno-Ávila, que publicó libros jugosos, como Literatura, amigo Thompson, de un buen y prometedor escritor, había publicado Tánger Bar, pero no había escrito aún sus dos memorables libros, Las pirañas y La flecha del miedo, Miguel Sánchez-Ostiz, que es ahora columnista en cuartopoder.es, y libros que siempre cito a pesar de la injusticia que supone insistir en dos novelas en un autor que ha publicado veinte y algunos libros de ensayos. Literatura, amigo Thompson, se publicó en el 89 y di cuenta de ese hermoso libro en El Urogallo. Pero volvamos a Moreno-Ruiz.

Leer más...