La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 67 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



Podemos a mitad de camino

Iñigo Errejón. Pese a todas las maniobras de desgaste, los insultos, la campaña del miedo, los errores propios y las zancadillas, una fuerza que desafía claramente a los poderosos obtuvo el 20D 5 millones y el 21% de los votos

1. El discurso no es ropaje sino terreno de combate

Hace algunas semanas me encontraba en un supermercado y se acercaron a hablar conmigo, por separado, dos trabajadores del mismo. La primera, dándome ánimos, me pidió, "para cuando estuviéramos arriba", que no nos olvidásemos de los derechos de los animales, sobre cuya legislación tenía un profundo conocimiento.

 

El análisis de Zizek sobre los Panamá Papers

Lo llaman democracia

Slavoj Zizek. Lo único realmente sorprendente sobre los Panamá Papers es que no hay ninguna sorpresa en ellos: ¿no sabíamos de modo preciso lo que esperábamos aprender allí? Aunque una cosa es saber sobre las cuentas bancarias offshore en general y otra, tener pruebas concretas. Es como sospechar que nuestra pareja nos engaña; uno puede aceptar el conocimiento abstracto, pero saltamos de dolor cuando accedemos a los detalles más escabrosos. Y cuando uno tiene fotografías de lo que está pasando… Así que con los Panamá Papers ya estamos frente a las imágenes más sucias de la pornografía financiera del mundo de los ricos, y ya no podemos pretender que no sabemos.

 

El País’ contra Podemos, la rama publicada del establishment

Imtermacional

Antonio Maestre. Pablo Iglesias decía, en una entrevista que le realizó Tariq Ali, sobre la petición de Felipe González de una gran coalición: “Creo que tiene que ver con la principal institución de la casta en España, que es el diario El País y el Grupo Prisa. Es muy extraño que desde 1978 el régimen español se haya basado mucho más en el PSOE y el Grupo Prisa que en la derecha o en los antiguos partidarios de la dictadura. Pero si uno quiere saber lo que realmente quiere saber el establishment hay que leer los editoriales de El País”.

 

El extremo centro de Pedro Sánchez y Albert Rivera

Imtermacional

Antonio Maestre. Nigel Lawson fue ministro de Hacienda británico durante el mandato de Margaret Thatcher. Antes de la victoria del “Nuevo laborismo” en las elecciones de 1997, alertó del drama que suponía para los conservadores que el verdadero heredero de Thatcher fuera el líder de la oposición Tony Blair. El escritor Tariq Alí marca el triunfo del líder británico como máximo exponente del fin de la socialdemocracia y nacimiento del pensamiento único económico que él denomina el Extremo Centro. La insturación de un pensamiento único de ideas neocon que la izquierda socialdemócrata no supo ni quiso contrarrestar y que comenzó a larvarse tras la caída del muro de Berlín.

 

El relato del éxito

Opinión Actualidad

Daniel Bernabé. Hace unas semanas acabé de leer El tiempo amarillo, el libro sobre la vida de Fernando Fernán Gómez escrito por él mismo. Sus años fueron los años del S.XX en este país, una época de mediocridad con destellos de genio, un sitio donde el frío sólo se vencía en conversaciones con amigos, un lugar donde la opacidad creó demasiadas sombras en los muros.

Su narración no era la de un santo, sino la de un hombre, con todas las dudas, errores y caídas que nuestra naturaleza falible nos empuja a tener.

 

Rendición de Cuentas del Ayuntamiento de Albuñol. La Cuenta General: El coño de la Bernarda.

Albuñol

Antonio Martín Puga. Si Vd. estimado vecino se retrasa en el pago de algún tributo local (IBI, Basura, IAE, etc.), ya sea por error o mera incapacidad económica,  con toda probabilidad le aplicarán un buen varapalo en forma de recargo y tentetieso , pero si el Ayuntamiento  no cumple con sus obligaciones de rendir cuentas, pelillos a la mar que las leyes del  PP/PSOE nunca ahogan a sus títeres municipales. Sabido es: el estrecho del embudo para los vecinos, el ancho del embudo para los alcaldes. ¡País de charanga y pandereta que escribiera con pesar D. Antonio Machado!

 

Cortina de humo

Opinión Actualidad

José Luis Martín Puga. La mal llamada clase política, porque lo que es clase y altura de miras exhiben bastante poca (salvo honrosas excepciones, que haberlas haylas), anda en estos días de finales del atípico invierno que hemos sufrido jugando a hacer política, sustantivo éste que como se ha dicho antes, es una noble tarea que les viene un pelín grande. A fe que estos aprendices del buen parlamentarismo, viejos algunos, y bisoños otros, quieren escenificar que lo están intentando, pero solo alcanzan esbozar en el ajado ambiente, una suerte de despropósitos y desatinos, que nos tienen a todos con la cabeza caliente y los pies congelados, que no por el frío, sino por sus indecentes y vergonzantes torpezas.

 

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...