El Poeta se hace "vidente" por medio de un largo, inmenso y razonado "desarreglo" de "todos los sentidos". Arthur Rimbaud

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum

Tenemos 61 invitados conectado(s)

música

Cómo me hice fan de Ismael Serrano (después de años insultándole)

Víctor Lenore. Durante años, detesté profundamente a Ismael Serrano. Yo era hípster talibán y acudía a sus recitales por 'imperativo profesional', como la izquierda 'abertzale' jura la Constitución española. Ponía verde al cantautor de Vallecas por lo previsible de sus versos, por imitar demasiado el vibrato de Serrat, por salir a escena con ropa de calle, en plan qué-campechano-soy-y-qué-poco-lo-digo. “Solo existe una gremio más vanidoso que los rockeros y esos son los cantautores”, me decía Igor Paskual, guitarrista y compositor de Loquillo. Yo me partía de risa y mandaba mis crónicas demoledoras a la sección de Cultura de ‘La Razón’, donde eran bastante celebradas.

Me sentía el crítico pop más ingenioso, implacable y demoledor del mundo. También me burlaba de mi novia, de forma machista, por ser tan boba como para disfrutar de este tipo de sentimientos 'buenistas' y 'oenegeros' (Serrano era su cantante favorito y yo me creía un bolchevique por escuchar a grupos de rock alternativo tipo Nirvana). Ahora, cuando Serrano viene a Madrid, la llamo para quedar y verlo juntos. Y me lo paso tan bien o mejor que ella. ¿Cómo puede haberse dado un cambio tan radical?

Quitarse la tontería

Primero, la mutación obedece a un proceso de deshipsterización (hablando en plata: quitarte la tontería). Ya no utilizo la música como signo de distinción, sino como herramienta de disfrute y relación social. Segundo: porque Ismael Serrano vive su mejor momento creativo. El disco 'La llamada' (2014) es un salto notable, lo más intenso y contagioso que ha grabado en sus 20 años de carrera. Para empezar, combate la solemnidad típica de su gremio con suaves ráfagas de cumbia, candombé y reguetón. Desde la primera vez que lo escuché, me enganchó el himno que da título al álbum. “Ya nadie hace canciones sobre cajeras de supermercado”, me había dicho días antes el Dylan catalán Xavier Baró. Pues bien: Ismael Serrano es una de las pocas excepciones. La protagonista de esta pieza es una cajera precaria, madre soltera con hijo, que nunca será rescatada por Christian Grey (el de 'Cincuenta sombras...'). Cuando sale del trabajo encuentra personas rebuscando en el contenedor de basura y se alegra de no estar en esa situación. Lo mismo hasta se siente un poco 'clase media'. ¿Les suena la situación?

Leer más...



Rendición de Cuentas del Ayuntamiento de Albuñol. La Cuenta General: El coño de la Bernarda.

Albuñol

Antonio Martín Puga. Si Vd. estimado vecino se retrasa en el pago de algún tributo local (IBI, Basura, IAE, etc.), ya sea por error o mera incapacidad económica,  con toda probabilidad le aplicarán un buen varapalo en forma de recargo y tentetieso , pero si el Ayuntamiento  no cumple con sus obligaciones de rendir cuentas, pelillos a la mar que las leyes del  PP/PSOE nunca ahogan a sus títeres municipales. Sabido es: el estrecho del embudo para los vecinos, el ancho del embudo para los alcaldes. ¡País de charanga y pandereta que escribiera con pesar D. Antonio Machado!

 

El extremo centro de Pedro Sánchez y Albert Rivera

Imtermacional

Antonio Maestre. Nigel Lawson fue ministro de Hacienda británico durante el mandato de Margaret Thatcher. Antes de la victoria del “Nuevo laborismo” en las elecciones de 1997, alertó del drama que suponía para los conservadores que el verdadero heredero de Thatcher fuera el líder de la oposición Tony Blair. El escritor Tariq Alí marca el triunfo del líder británico como máximo exponente del fin de la socialdemocracia y nacimiento del pensamiento único económico que él denomina el Extremo Centro. La insturación de un pensamiento único de ideas neocon que la izquierda socialdemócrata no supo ni quiso contrarrestar y que comenzó a larvarse tras la caída del muro de Berlín.

 

Su gran coalicion y la nuestra

Izquierda

Teresa Rodríguez | Miguel Urbán. El PSOE hace una cosa cuando está en el gobierno y dice otra cuando está en la oposición. Eso dijimos, repetidamente, durante la pasada campaña electoral. En realidad, fuimos muy indulgentes. Ni siquiera le hace falta estar en el gobierno para contradecir su programa. Le basta con la búsqueda de un acuerdo que le mantenga abiertas las posibilidades de formar gobierno (o, simplemente, de sobrevivir a su propio aparato) para aparecer como lo que es: uno de los actores fundamentales sobre los que se ha cimentado el actual régimen político y el actor necesario para establecer un marco posible de restauración.

 

La Doctrina del Mal Menor

Imtermacional

Rosa María Artal. Lo conveniente es no repetir elecciones. El candidato que aceptó presentarse a la investidura, Pedro Sánchez, del PSOE, debe ser apoyado como la mejor opción o como mal menor. Con sus 90 diputados y su empecinado pacto con los 40 Ciudadanos. Para evitar que siga gobernando Rajoy. No vaya a ser que las gentes de Sánchez, Luena o Hernando se vean obligadas a suscribir la Gran Coalición, como quiere Albert Rivera. “En tiempos de tribulación, no hay que hacer mudanzas”, advierten Santa Teresa de Jesús y María Dolores de Cospedal.

 

Cortina de humo

Opinión Actualidad

José Luis Martín Puga. La mal llamada clase política, porque lo que es clase y altura de miras exhiben bastante poca (salvo honrosas excepciones, que haberlas haylas), anda en estos días de finales del atípico invierno que hemos sufrido jugando a hacer política, sustantivo éste que como se ha dicho antes, es una noble tarea que les viene un pelín grande. A fe que estos aprendices del buen parlamentarismo, viejos algunos, y bisoños otros, quieren escenificar que lo están intentando, pero solo alcanzan esbozar en el ajado ambiente, una suerte de despropósitos y desatinos, que nos tienen a todos con la cabeza caliente y los pies congelados, que no por el frío, sino por sus indecentes y vergonzantes torpezas.

 

La trama: un psico-social interminable sobre Podemos

Opinión Actualidad

Manolo Monereo. Para Alfredo Serrano, compañero. Nunca me ha convencido demasiado el término casta, básicamente por dos razones: el foco de atención se dirigía fundamentalmente a los privilegios de los políticos y no se tenía en cuenta las vinculaciones de éstos con los otros poderes de la sociedad capitalista. La clave, a mi juicio, está y estaba en el creciente poder del capital sobre la sociedad, sobre el Estado y sobre el conjunto de la clase política. Es la autonomía de la política, el poder de la democracia y, más allá, de la soberanía popular, lo que estaba y está en juego. Lo decisivo, lo he dicho muchas veces, en una sociedad capitalista madura es saber cómo mandan aquellos que no se presentan a las elecciones.

 

Modales y discursos

Opinión Actualidad

Santiago Alba Rico. No voy a entrar en el análisis de los discursos de la sesión de investidura del pasado martes ni a aventurar vaticinios sobre negociaciones y gobiernos futuros. Me interesa más --al menos a estas horas-- abordar los marcos simbólicos; es decir, preguntar qué ha pasado --si es que ha pasado algo-- en el nivel de la “representación”, que es el que define en realidad a un parlamento.

Recordemos de entrada que la representación no nace como un instrumento de las clases poderosas para someter a las clases populares sino, al revés, como una conquista de las clases populares a las que las clases poderosas se avienen --y pasan luego a manipular-- porque han sido relativamente derrotadas.

 

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +
  • todo eso esta muy bien, pero...¿donde está mi desp... leer +
  • LIMPIDA VERDAD QUE EL VULGO ESTUPIDO Y AMEDRENTADO... leer +

libros

La Movida Modernosa. Crónica de una imbecilidad política

Juan Ángel Juristo. La movida modernosa (La Felguera Editores) es el título del último libro escrito por José Luis Moreno-Ruiz , ‘Morenito’ para los amigos, uno de los periodistas y escritores españoles, bueno, también torero, más curiosos e interesantes que me ha sido dado a conocer. Supe de Moreno cuando dirigía Rosa de Sanatorio en Radio 3, un programa legendario que se cargaron de mala fe y tuve a su mujer de entonces, Susana, como compañera de fatigas en El Independiente. En aquel tiempo José Luis y Susana llevaban una editorial, Moreno-Ávila, que publicó libros jugosos, como Literatura, amigo Thompson, de un buen y prometedor escritor, había publicado Tánger Bar, pero no había escrito aún sus dos memorables libros, Las pirañas y La flecha del miedo, Miguel Sánchez-Ostiz, que es ahora columnista en cuartopoder.es, y libros que siempre cito a pesar de la injusticia que supone insistir en dos novelas en un autor que ha publicado veinte y algunos libros de ensayos. Literatura, amigo Thompson, se publicó en el 89 y di cuenta de ese hermoso libro en El Urogallo. Pero volvamos a Moreno-Ruiz.

Leer más...