El saber es el único espacio de libertad del ser. Michel Foucault

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 76 invitados conectado(s)

música

¿Presumes de buen gusto musical? Por favor, vete a la mierda

Víctor Lenore. Un ensayo no debe medirse solo por sus ventas, sino también por la potencia de los debates que genera. En ese sentido, ‘Música de mierda’ (Carl Wilson), publicado en 2016, ha sido un éxito arrollador, por su defensa de una mirada antielitista hacia los sonidos que nos causan rechazo (en este caso, las melosas baladas sentimentales de la superventas global Céline Dion). ¿Por qué es importante ser empático al valorar la música de los demás? Porque, como demostró el sociólogo Pierre Bourdieu, los gustos culturales no son inocentes, sino que muchas veces esconden inercias clasistas. Todo el mundo tiene derecho a que no le guste Dion, empezando por el propio Wilson, incapaz de conectar completamente con su objeto de estudio.

Sin embargo, el experimento de intentar acercarse a la artista y a sus seguidores le sirvió para darse cuenta de que las premisas estéticas que él manejaba escondían una mezcla de machismo, clasismo y pavor ante los sentimientos expresados abiertamente, sin la distancia de seguridad que ofrece la ironía hípster. Ese miedo, seguramente, tiene que ver con descubrirse como un ser dependiente y vulnerable. El debate daba para más, por eso es un acierto la publicación de ‘Mierda de música’ (Blackie Books), donde filósofos, sociólogos y escritores definen sus posiciones en esta batalla que funde pop y política.

La democracia como escándalo

El más entusiasta, sin duda, es el sociólogo César Rendueles. El párrafo final de su texto no deja lugar a dudas. “Hay un pasaje de la ‘República’ donde Platón, un convencido antidemócrata, se ríe de los ‘herreros bajos y calvos’ que pretenden meterse en política. No solo es una tesis moralmente repugnante, sino que demuestra una profunda ignorancia de los principios de la democracia’, denuncia.

Leer más...



La República y Don Antonio Machado

Aquellas horas, Dios mío, tejidas todas ellas con el lino más puro de la esperanza, cuando unos pocos viejos republicanos izamos la bandera tricolor en el Ayuntamiento de Segovia!…”    A. Machado

“Con las primeras hojas de los chopos y las últimas flores de los almendros, la primavera traía a nuestra República de la mano"
A. Machado

 Con estas palabra, seis años después y en plena guerra, recordará Antonio Machado lo que para él significo la proclamación de la República.

Han pasado ochenta años. Y hoy, desde esta Alpujarra en que a los almendros ya hace tiempo se le cayeron las hojas y los chopos están cubiertos de verde tierno, seguimos tejiendo con la esperanza los caminos que nos han de conducir hacia la III.

En estos últimos años tan llenos de homenajes, centenarios y otras parafernalias promovidas por los corruptos gobiernos de turno nadie se acuerda por estas fechas, de uno de los intelectuales más entregado a la causa republicana, D. Antonio Machado. Afiliado desde el año 26 a Acción Republicana y posteriormente a Izquierda Republicana en aquella fusión promovida desde el republicanismo por D. Manuel Azaña, D. Antonio dedicó los años que le quedaban de vida a luchar con su pluma y su verso por el desarrollo y mantenimiento de la República.

Es uno de los impulsores de las Misiones Pedagógicas, iniciativa lanzada en mayo de 1931 por el Gobierno Provisional. El 7 de abril de 1934 encabeza la firma de un manifiesto “Contra el terror nazi” y a favor del excarcelamiento del dirigente comunista alemán Thaelmann, preso e incomunicado por el régimen. “A partir de estos momentos, consciente del peso de su nombre y de la obligación moral de ponerlo al servicio de la democracia, Machado no dudará en firmar todos los manifiestos antifascistas que se le pongan por delante. Quizás ningún intelectual de la República hará tanto en este sentido.” (1)

A principio de 1935 se produce la invasión de Abisinia por la Italia fascista y el 6 de noviembre Machado firma una enérgica protesta contra la acción italiana. Hechos de esta índole se suceden a lo largo de los años hasta febrero de 1939. Nada más comenzar la guerra se funda en Madrid la Alianza de Intelectuales Antifascistas. Machado se adhiere a ella enseguida.

Se inicia el cerco y también los bombardeos de Madrid y Machado con su verbo poético no deja de inmortalizar la generosidad del pueblo y de los milicianos madrileños:

 “¡Madrid, Madrid! ¡Qué bien tu nombre suena,
rompeolas de todas las Españas!
La tierra se desgarra, el cielo truena,
tú sonríes con plomo en las entrañas.”

 A Miajas se le ordena, mientras el gobierno se traslada a Valencia, que organice de inmediato una Junta de Defensa de Madrid. Allí estará el poeta para cantarlo:

 “Tu nombre, capitán, es para escrito
en la hoja de una espada
que brille al sol, para rezado a solas,
en la oración de un alma,
sin más palabras, como
se escribe Cesar, o se reza España.”

Caen bombas incendiaras sobre la biblioteca nacional, el Museo del Prado y el Palacio de Liria. Machado escribe un texto condenatorio: El fascismo intenta destruir el Museo del Prado.

Cuando la Junta de Defensa decide trasladar a todos los intelectuales y hombres de ciencia que quedaban en Madrid  a Valencia, en el acto de despedida en el que Antonio Mije, Consejero de Defensa de la Junta de Defensa de Madrid y miembro del Comité Central del Partido Comunista los despide: “…queremos librar a nuestros sabios y a nuestros poetas de los riesgos de una situación como la de Madrid, para que sigan trabajando por el bien de la humanidad”; le toca a Machado, en nombre de sus compañeros dar las gracias: “Yo no me hubiera marchado; estoy viejo y enfermo. Pero quería luchar al lado vuestro. Quería terminar mi vida que he llevado dignamente, muriendo con dignidad.”

Así, tanto desde Valencia como después desde Barcelona, día tras día, no deja de seguir el desarrollo de la guerra ni de enviar sus artículos y colaboraciones a distintos periódicos (Hora de España, la Vanguadia de Barcelona) y revistas en defensa de la legalidad republicana y condena a los facciosos de Franco. También fue una constante en este último periodo de su vida la permanente denuncia de las potencias pseudo-democráticas de Inglaterra y Francia a las que llama traidoras por haber firmado junto a Alemania el Pacto de no Intervención en los conflictos de España a sabiendas de la participación del nazi-fascismo italiano y alemán.

Fue un 22 de febrero, frío y lluvioso, en Colliure, el pequeño pueblito del sur de Francia, cuando cansado y desgastado por la enfermedad y el dolor de una España asesinada, (como años después, en 1973, le ocurriera a otro poeta viejo y hundido como él por saber a su país traicionado y vendido por otro dictador, el general felón Pinochet), en que muere Antonio Machado tal y como había predicho mucho antes en su poema Retrato:

 “Y cuando la hora llegue del último viaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.”

Ni tan siquiera la ropa que llevaba puesta era suya. Había llegado con lo puesto y un francés con quien hizo amistad, Jacques Issorel, le había prestado tanto a él como a su hermano José ropa para pasar esos días.

Hace ochenta años de la proclamación de la República y 72 del fallecimiento de aquel que la amo y la defendió hasta su muerte. No le olvidemos en esta efeméride.  Es imprescindible reivindicar al Machado Republicano además de al poeta.

 
Antonio Ferrero

(1)LIGERO DE EQUIPAJE. De Iam Gibson. Pág. 510, SANTILLANA EDICIONES GENERALES, S.L. 2ª Edición mayo de 2006.

 

 

Comentarios 

 
0 #2 Haine 05-04-2017 21:20
A palabras nazis, oídos rojos

Cito a Generalisimo:
Hijos de puta franco os revento elle culo
Citar
 
 
-2 #1 Generalisimo 28-02-2017 10:50
Hijos de puta franco os revento elle culo
Citar
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La Guerra Civil que Pérez-Reverte no te contó

Alejandro Torrús. El cómic "¿Qué fue la Guerra Civil?", de Carlos Fernández Liria y Silvia Casado Arenas ofrece un relato de vencedores y vencidos que supone una replica al que publicó el escritor murciano el año pasado, que califican de equidistante

Cuentan Silvia Casado Arenas y Carlos Fernández Liria que el libro de Arturo Pérez-Reverte La Guerra Civil contada a los jóvenes (Alfaguara) es una obra que dice cosas "muy ciertas", pero que peca de "equidistante". Critican que el cómic venga a decir únicamente algo así como que la guerra española fue un enfrentamiento entre dos bandos rivales que provocó un enorme sufrimiento. Y así fue. No cabe duda. Pero la Guerra Civil ─dicen Casado Arenas y Fernández Liria─ fue otras muchas cosas también "muy ciertas" que se omiten en el relato de Pérez-Reverte. Este es el motivo por el que se han lanzado a publicar ¿Qué fue la Guerra Civil? Nuestra historia explicada a los jóvenes (Akal).

"Intentamos sacar a la luz algunos aspectos de la guerra que también son ciertos y deben ser tomados en cuenta. Será el lector, por joven que sea, quien tendrá que preocuparse de interpretar qué es, entonces, lo que realmente sucedió", explican los autores en el prólogo de la obra, ilustrada por David Ouro.

Leer más...