El saber es el único espacio de libertad del ser. Michel Foucault

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 47 invitados conectado(s)

música

¿Presumes de buen gusto musical? Por favor, vete a la mierda

Víctor Lenore. Un ensayo no debe medirse solo por sus ventas, sino también por la potencia de los debates que genera. En ese sentido, ‘Música de mierda’ (Carl Wilson), publicado en 2016, ha sido un éxito arrollador, por su defensa de una mirada antielitista hacia los sonidos que nos causan rechazo (en este caso, las melosas baladas sentimentales de la superventas global Céline Dion). ¿Por qué es importante ser empático al valorar la música de los demás? Porque, como demostró el sociólogo Pierre Bourdieu, los gustos culturales no son inocentes, sino que muchas veces esconden inercias clasistas. Todo el mundo tiene derecho a que no le guste Dion, empezando por el propio Wilson, incapaz de conectar completamente con su objeto de estudio.

Sin embargo, el experimento de intentar acercarse a la artista y a sus seguidores le sirvió para darse cuenta de que las premisas estéticas que él manejaba escondían una mezcla de machismo, clasismo y pavor ante los sentimientos expresados abiertamente, sin la distancia de seguridad que ofrece la ironía hípster. Ese miedo, seguramente, tiene que ver con descubrirse como un ser dependiente y vulnerable. El debate daba para más, por eso es un acierto la publicación de ‘Mierda de música’ (Blackie Books), donde filósofos, sociólogos y escritores definen sus posiciones en esta batalla que funde pop y política.

La democracia como escándalo

El más entusiasta, sin duda, es el sociólogo César Rendueles. El párrafo final de su texto no deja lugar a dudas. “Hay un pasaje de la ‘República’ donde Platón, un convencido antidemócrata, se ríe de los ‘herreros bajos y calvos’ que pretenden meterse en política. No solo es una tesis moralmente repugnante, sino que demuestra una profunda ignorancia de los principios de la democracia’, denuncia.

Leer más...



Gibraltar, bandera de propaganda

Opinión Actualidad

Antonio Mestre

En 1942 los estudiantes falangistas del SEU se apostaban frente a la embajada británica protestando y tirando piedras en defensa de la soberanía española sobre Gibraltar. Cuenta Fernando Vizcaíno Casas en su libro La España de la posguerra (1939-1953) que el embajador británico en España, Samuel Hoare, telefoneó a Ramón Serrano Suñer, en aquella época ministro de Interior, para advertirle de que tenía frente a su embajada a muchos manifestantes en actitud violenta.

 

Serrano Suñer preguntó al embajador si quería que le mandase más policías. “No, quiero que me mande menos manifestantes” contestó el Embajador Samuel Hoare.

La propaganda franquista siempre se tomó la reivindicación de la soberanía de Gibraltar como uno de los elementos esenciales del sentimiento patriótico y nacional. “Gibraltar es una espinita clavada en el corazón” decía el dictador Francisco Franco. Para eso se valió incluso de la copla con la canción Gibraltar Español de Jose Luis y su Guitarra.

A finales de enero del año 1954 se anunció desde Londres que la recién coronada Isabel II acudiría en Mayo a visitar la colonia británica de Gibraltar. Esta visita fue quizás el renacer de las reivindicaciones patrias sobre la roca cedida en el tratado de Utrecht.

Las exigencias franquistas tuvieron su culmen el 16 de Mayo de 1966 cuando el ministro de Exteriores Fernado María Castiella pidió la anulación del tratado de Utrecht. La respuesta se dio en forma de referéndum el 10 de Septiembre de 1967, en el cuál el 99,64% de los habitantes de Gibraltar rechazaron de pleno esta posibilidad.

El Cierre de la Verja

El 8 de Junio de 1969 el régimen de Franco cerró la verja que separaba La Línea del Peñón. Esta decisión convirtió Gibraltar en una isla, ya que solo tenía posibilidades de comunicarse vía aérea o marítima, algo que afectó gravemente sobre todo a los llanitos con pocos recursos. Los efectos de esta decisión del régimen fueron dramáticos para la población linense, más de 5.000 personas de la Línea perdieron su empleo sumiendo la región en una depresión terrible. Aparte del factor humanitario, ya que cientos de familias quedaron separadas convirtiendo la verja de Gibraltar en un Muro de Berlín patrio.

Esta decisión provocó que los habitantes de Gibraltar desarrollaran un sentimiento de rencor hacia España por convertirlos en presos durante 13 años hasta la apertura de la reja en 1982 por el gobierno de Felipe González.

Gibraltar como cortina de humo

La roca siempre ha servido a lo largo de la historia para ocultar noticias inconvenientes o para ser usado como elemento de unión de los votantes de derechas. Han sido muchas las veces que el peñón ha aparecido en la agenda pública en los últimos tiempos siempre con las mismas intenciones.

Los medios afines al gobierno del Partido Popular ya han usado Gibraltar en varios ocasiones como artificio para desviar la atención, los casos más llamativos ocurrieron en el año 2012.

El 30 de Abril de 2012 la prima de riesgo se encontraba en 412 puntos básicos, en un mes subió 130 puntos básicos hasta quedar en 542 puntos. El nivel más alto de la historia en ese momento. En un contexto de emergencia nacional como el descrito Gibraltar apareció cinco veces en las portadas de los grandes medios conservadores. Esta cuestión se justificaría en parte si surgiese una noticia de calado sobre Gibraltar que marque la agenda, ni el diario ABC ni La Razón coincidieron en el día.

El día 9 de Junio de 2012 España solicitó el rescate para la banca a la Unión Europea. Cuatro días después en la portada de ABC apareció en un lugar secundario que el FROB recibiría 66.000 millones de euros de Europa. La portada estaba reservada a Gibraltar. El rey no aceptaría más provocaciones de Gibraltar.

Las declaraciones de Margallo

“Se acabó el recreo”. Esa es la declaración que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuél García Margallo, realizó de manera oportuna y que fue recogida en los diarios conservadores para reactivar el conflicto de Gibraltar con el Reino Unido.

El ministro español ya ha realizado declaraciones de este tipo durante esta legislatura. En una entrevista al programa de Antena 3, Espejo Público, declaró al respecto de Gibraltar. “Esta broma se ha terminado”. La broma debió continuar y en Septiembre de de 2012 en una entrevista en Onda Cero, Margallo espetó “No estamos dispuestos a que nos toreen”, el ministro Margallo ha debido considerar que la broma y el toreo iba demasiado lejos, por eso ha considerado que “Se acabó el recreo”.

 

Fuente original: http://www.lamarea.com/2013/08/08/gibraltar-como-bandera-de-propaganda/

 

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

artículos relacionados

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La Guerra Civil que Pérez-Reverte no te contó

Alejandro Torrús. El cómic "¿Qué fue la Guerra Civil?", de Carlos Fernández Liria y Silvia Casado Arenas ofrece un relato de vencedores y vencidos que supone una replica al que publicó el escritor murciano el año pasado, que califican de equidistante

Cuentan Silvia Casado Arenas y Carlos Fernández Liria que el libro de Arturo Pérez-Reverte La Guerra Civil contada a los jóvenes (Alfaguara) es una obra que dice cosas "muy ciertas", pero que peca de "equidistante". Critican que el cómic venga a decir únicamente algo así como que la guerra española fue un enfrentamiento entre dos bandos rivales que provocó un enorme sufrimiento. Y así fue. No cabe duda. Pero la Guerra Civil ─dicen Casado Arenas y Fernández Liria─ fue otras muchas cosas también "muy ciertas" que se omiten en el relato de Pérez-Reverte. Este es el motivo por el que se han lanzado a publicar ¿Qué fue la Guerra Civil? Nuestra historia explicada a los jóvenes (Akal).

"Intentamos sacar a la luz algunos aspectos de la guerra que también son ciertos y deben ser tomados en cuenta. Será el lector, por joven que sea, quien tendrá que preocuparse de interpretar qué es, entonces, lo que realmente sucedió", explican los autores en el prólogo de la obra, ilustrada por David Ouro.

Leer más...