El saber es el único espacio de libertad del ser. Michel Foucault

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 11 invitados conectado(s)

música

¿Presumes de buen gusto musical? Por favor, vete a la mierda

Víctor Lenore. Un ensayo no debe medirse solo por sus ventas, sino también por la potencia de los debates que genera. En ese sentido, ‘Música de mierda’ (Carl Wilson), publicado en 2016, ha sido un éxito arrollador, por su defensa de una mirada antielitista hacia los sonidos que nos causan rechazo (en este caso, las melosas baladas sentimentales de la superventas global Céline Dion). ¿Por qué es importante ser empático al valorar la música de los demás? Porque, como demostró el sociólogo Pierre Bourdieu, los gustos culturales no son inocentes, sino que muchas veces esconden inercias clasistas. Todo el mundo tiene derecho a que no le guste Dion, empezando por el propio Wilson, incapaz de conectar completamente con su objeto de estudio.

Sin embargo, el experimento de intentar acercarse a la artista y a sus seguidores le sirvió para darse cuenta de que las premisas estéticas que él manejaba escondían una mezcla de machismo, clasismo y pavor ante los sentimientos expresados abiertamente, sin la distancia de seguridad que ofrece la ironía hípster. Ese miedo, seguramente, tiene que ver con descubrirse como un ser dependiente y vulnerable. El debate daba para más, por eso es un acierto la publicación de ‘Mierda de música’ (Blackie Books), donde filósofos, sociólogos y escritores definen sus posiciones en esta batalla que funde pop y política.

La democracia como escándalo

El más entusiasta, sin duda, es el sociólogo César Rendueles. El párrafo final de su texto no deja lugar a dudas. “Hay un pasaje de la ‘República’ donde Platón, un convencido antidemócrata, se ríe de los ‘herreros bajos y calvos’ que pretenden meterse en política. No solo es una tesis moralmente repugnante, sino que demuestra una profunda ignorancia de los principios de la democracia’, denuncia.

Leer más...



PSOE reniega de la lucha en la calle

Andalucía

David Bollero. Andalucía está en pie, ha dicho basta. La Sanidad andaluza, esa que la presidente Susana Díaz ha calificado como “la joya de la corona”, es un auténtico despropósito, tanto para l@s profesionales que trabajan en ella como para l@s pacientes. Una Sanidad en la que la que te confirman por correo postal la cita para una prueba diagnóstica -con no menos de dos o tres meses de espera-, donde esas pruebas diagnósticas se derivan a la Sanidad privada, donde los médicos son penalizados cuando superan cupos impuestos de recetas y de derivaciones a especialistas, donde hay lugares en los que hay 11 kilómetros entre especialistas… no parecen ser suficientes para que la marea blanca salga a la calle.

Susana Díaz asegura que los miles y miles de andaluces que salieron a la calle hace unos días reclamando una Sanidad pública de calidad estaban manipulados por el PP, Podemos e IU. Olvida la aspirante a Ferraz que ya en verano el ala izquierda del Parlamento andaluz (IU y Podemos) reclamó un pleno de urgencia para abordar el caos sanitario que se produce cada verano, denunciado por los propios sindicatos, con más de una decena de pacientes por enfermera, por ejemplo. Entonces, Díaz miró para otro lado, tampoco admitió la gravedad ni vio la urgencia.

Ahora, aún cuando esta propia marea blanca ha conseguido paralizar la fusión de hospitales en Granada, vuelve a desviar la vista del problema, renegando de la que antaño fue una de las esencias del PSOE, que es la lucha en la calle. La prueba de fuego que esgrime para hablar de manipulación es que la portavoz del PP en la Diputación de Sevilla, Virginia Pérez, alentó por carta a sus concejales para que difundieran y acudieran a la manifestación.

Este argumento, que según ella es el motivo para que decenas de miles de andaluces manipulad@s salieran a la calle a protestar, es reproducido como autómatas sus compañeros de partido, como ayer sucedió en la presentación de la campaña contra el copago que presentó en Rincón de la Victoria (Málaga) el portavoz socialista de Salud en el Parlamento de Andalucía, Francisco Vargas.

Si usted realiza una búsqueda en internet, no le costará en contra ejemplos de cómo los socialistas han convocado a todos sus concejales en múltiples protestas. Y los que somos de izquierdas, nunca pensamos que eso fuera manipular, sino movilizar en pos de una causa que, esté o no de acuerdo con ella, la formación consideraba justa.

A Susana Díaz no le gusta la movilización cuando viene de su oposición y, además, le saca los colores. Entiendo que le reviente que el PP sea uno de los que le sacan las vergüenzas, porque si algún partido ha desmantelado el Estado de bienestar ese ha sido el de Rajoy. A pesar de ello, renegar de la calle, renegar de la marea blanca y ningunearla delata la verdadera naturaleza de la presidente andaluza: ladina, sibilina, ruin. Ella, que estuvo en el epicentro de la conspiración de aquel sábado negro del PSOE, que inició la implosión que hoy sufre el PSOE para decepción y desconsuelo de su propia militancia.

Susana Díaz cierre el bucle: hace mucho tiempo ya que el PSOE y sus políticas traicionaron a los votantes de izquierdas, posteriormente esa deslealtad se extendió a su seno y ahora, con este desprecio a la movilización y la manifestación, vuelve a tracionar a la calle.

Fuente: http://blogs.publico.es/david-bollero/2017/01/18/psoe-reniega-de-la-lucha-en-la-calle/

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

Ibex 35, una historia herética del poder de España

José Bautista. “Esto es interminable, no se agota con un libro”. Ruben Juste tiene el don de hablar del Ibex, un tema aparentemente complejo y aburrido, con la pasión contagiosa de alguien que ama el fútbol. Sus seis años de investigación se han materializado en Ibex 35, una historia herética de poder en España” (Capitan Swing), una obra de relojero que deshila cada conexión política y económica de las empresas del selectivo de referencia de este país hasta formar una panorámica completa que recorre cada rincón de la historia reciente del poder en España.

Juste, sociólogo y colaborador de CTXT, analiza cómo las grandes familias patrias se conjugaron con los principales partidos políticos y los grandes medios de comunicación hasta rediseñar la posición privilegiada que asentaron durante el franquismo.

¿Podría resumir la historia del Ibex 35?

El Ibex nace en 1992 en un momento en que el catedrático Gabriel Tortella decía que no había grandes empresas. No había grandes empresas, pero había grandes estatales, como Telefónica, Endesa, Cepsa… A partir de ahí viene la evolución. Primero se inicia la desindustrialización de España, que da como resultado al propio Ibex.

Leer más...