La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 54 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



De banderas y banderías

Albuñol

Excmo. Sr. Alcalde de Albuñol: 

Nunca se nos hubiera ocurrido que la respuesta que iba a dar a este humilde Ateneo Cultural Republicano de la Alpujarra a la solicitud de información contable-economico-financiera mediante Auditoria de las Cuentas Municipales que le solicitamos allá por Diciembre del pasado año 2.011, fuese la colocación de una descomunal bandera de España a la entrada del Municipio. !Ay, Sr. Alcalde, ni calvo ni tres pelucas! Bastaba con cumplir su Discurso de Investidura (de tomadura de pelo ya dicen muchos vecinos). 

No nos ofende la por ahora legal bandera española a la entrada del Municipio. Lo que nos ofende es que con un gobierno "obligaapagarmedicinas a los viejos, salvabancosquitahogares y rebajadesempleos" sustentando por su Partido, el alcalde de Albuñol, con polvora de reyezuelo, tenga dinero para banderas y no para servicios sociales y dar empleo. Mas lo sentimos, de momento no asciende, no puede subir de la categoría de "Gran Cantamañanas"  a "Gran Cantamañanas de Honor" por el asunto de la banderita. Aunque siendo la estupidez un bien infinito entendemos que tiene margen. 

Como verdad es  que los  vecinos residentes en Albuñol integrantes de este Ateneo Cultural de la Alpujarra en nuestra parte alícuota pagaremos la bandera, asi como sus dietas, minutas y convidadas, le rogariamos que en el futuro sus folcloricas proclamas de españolidad las pague con su propio dinero. En tal caso, estamos convencidos (corrijanos si nos equivocamos) que su generosidad no pasaría de una sola triste banderita de papel de esas que se coloca en las verbenas. !Ay, Sr. Alcalde que a su edad no sepa que las banderas son trapos de colores, da para que se lo haga ver!. El auténtico patriotismo ya lo cantaba el difunto Carlos Cano: "Se acabe el paro/y haya trabajo/escuela gratis/medicina y hospital/.../haya cultura y prosperidad". Claro que este patriotismo, con Vd., y su partido y esta partitocracia en general, ni está ni se le espera. 

Ahora, entrando en asuntos de enjundia de su negociado (que se decia antes) puede informar al pueblo en general sobre: 

Conforme a la Web de la Camara de Cuentas de Andalucia el Ayuntamiento de Albuñol no ha presentado  desde el año 2.006 ni Cuenta de Resultados, ni Liquidación de Presupuesto ni Remanentes de Tesoría ni Resultado Presupuestario.Conforme al portal recientemente creado desde el Tribunal de Cuentas Español www.rendiciondecuentas.es, el Ayuntamiento de Albuñol no dice ni pío de la rendición de cuentas de los años 2.009, 2.010 y 2.011.  ¿Acaso el Sr. Alcalde es partidario de llevar las cuentas del Gran Capitan? Lo rápido que desenfunda para multar coches no debería aplicarlo a la rendición de cuentas al pueblo.

Sin aprobación de cuentas que se sepa ¿Que procedimiento adoptó el Excmo. Ayuntamiento de Albuñol para la validación de las facturas a Proveedores que se pagaron por su conversión en deuda bancaria?. ¿Se revisaron las unidades, precios y ubicación física?, etc., etc., etc. 

Sr. Alcalde, este modesto Ateneo Cultural Republicano de la Alpujarra, trabaja y seguirá trabajando porque la Democracia Ciudadana entre por fin en nuestra querida España, banderas aparte, finiquitando esta fantasmada partitocratica que tiene al pueblo de comparsa sino chirigota electoral.  ¿O es que no sería bonito, vecino Sr. Rivas, que con una recogida del firmas del 20% de los vecinos se pueda convocar referendum para revocar a los alcaldes, presidentes y todo cargo de elección popular que incumpla sus promesas electorales?. Al Sr. Alcalde de Albuñol, por el momento, le vendría de perlas para no arrastrarse en los Plenos Muncipales como alma en pena pidiendo a gritos que se le haga una moción de censura que lo libre del nivel de incompetencia que ha alcanzado y rebasado con creces. Lo bien que le vendría al pueblo ni se lo contamos... 

Saludos albuñolenses, andaluces, españoles, europeos, mundiales y, sobre todo, republicanos

Ateneo Cultural Republicano de la Alpujarra

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

artículos relacionados

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...