La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 69 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



Ayuntamiento de Albuñol: La Basura

Albuñol

En donde se demuestra que el Ayuntamiento de Albuñol ha cobrado en los últimos seis años 865.559,62 euros por encima de los Gastos Contabilizados por el concepto de recogida, gestión y tratamiento de residuos. Buen negocio para el Ayuntamiento. Mal negocio para los vecinos.

Antonio Martín Puga. Se reproduce a continuación la alegación presentada a los Presupuestos para el año 2.017 del Ayuntamiento de Albuñol:

“El artículo 205 del TRLHL que regula los fines de la contabilidad pública local en su apartado c) fija como uno de estos fines: “Determinar los resultados analíticos poniendo de manifiesto el coste y rendimiento de los servicios”.

La orden EHA/3365/2.008 que aprueba la estructura de los presupuestos de las entidades locales, asigna el código 162 de grupo de programas de gasto a la recogida, gestión y tratamiento de residuos, con los siguientes programas 1621 para recogida de residuos, 1622 para gestión de residuos sólidos urbanos y 1623 para tratamiento de residuos.

 

En el cuadro que sigue a continuación  se recoge la evolución de las obligaciones reconocidas netas para este grupo  de programas de los años presupuestarios cerrados desde el año 2.010, así como los Derechos Reconocidos por la Tasa de Recogida de Basuras para el mismo periodo:

AÑO

GRUPO PROGRAMAS 162

OBLIGACIONES RECONOCIDAS NETAS (EUROS)

DERECHOS RECONOCIDOS TASA RECOGIDA DE BASURA (EUROS)

2.010

146.096,75

464.116,21

2.011

211.338,80

515.870,02

2.012

930.703,98

474.182,29

2.013

268.921,98

461.455,04

2.014

297.254,17

440.241,12

2.015

213.161,13

577.171,75

TOTALES

2.067.476,81

2.933.036,43

Atendiendo pues a la contabilidad municipal, en estos seis años el Ayuntamiento ha recaudado una cantidad superior casi en un millón de euros (865.559,62 euros) al gasto producido por la prestación del servicio de recogida, gestión y tratamiento de residuos.

Este exceso recaudatorio contraviene a lo preceptuado por el artículo 24.2 del TRLHL que establece: En general, y con arreglo a lo previsto en el párrafo siguiente, el importe de las tasas por la prestación de un servicio o por la realización de una actividad no podrá exceder, en su conjunto, del coste real o previsible del servicio o actividad de que se trate o, en su defecto, del valor de la prestación recibida.

Para la determinación de dicho importe se tomarán en consideración los costes directos e indirectos, inclusive los de carácter financiero, amortización del inmovilizado y, en su caso, los necesarios para garantizar el mantenimiento y un desarrollo razonable del servicio o actividad por cuya prestación o realización se exige la tasa, todo ello con independencia del presupuesto u organismo que lo satisfaga. El mantenimiento y desarrollo razonable del servicio o actividad de que se trate se calculará con arreglo al presupuesto y proyecto aprobados por el órgano competente.”

Es de hacer notar, por otro lado, que en nada contribuye tampoco al cumplimiento de lo preceptuado en el citado 24.2 del TRLHL que el Ayuntamiento de Albuñol no facilite para su publicación por el Ministerio de Economía y Hacienda el coste efectivo de los servicios que presta (como lo hacen la gran mayoría de Ayuntamientos), demostrando una vez más su escaso o nulo compromiso con sus obligaciones de suministro de información pública.

Por otro lado, en el avance de liquidación de Presupuesto del ejercicio 2.016 podemos constatar de nuevo el incumplimiento del ya mencionado artículo 205 del TRLHL que regula los fines de la contabilidad pública local en su apartado c) fija como uno de estos fines: “Determinar los resultados analíticos poniendo de manifiesto el coste y rendimiento de los servicios” en tanto que:

1º) Incluye en el programa de gasto código 1621 Recogida de residuos como componente el código de clasificación económica 62300 denominado Maquinaría, Instalaciones y Utillaje. Barredora por importe de  53.556,79 euros como obligación reconocida neta. Es obvio que este componente no tiene cabida en el programa de gasto código 1621 sino en el grupo de programas de gasto código 163 Limpieza Viaria. De este modo se sube de forma absolutamente injustificada el coste efectivo del servicio de recogida, gestión y tratamiento de residuos.

2º) Incluye en el programa de gasto código 1621 Recogida de residuos como componente el código de clasificación económica 14300 Otro Personal Laboral. Bolsa de Empleo por importe de 133.189,08 euros que constituye la totalidad de la partida de Bolsa de Empleo. Dicho en otras palabras, la totalidad del gasto de la Bolsa de Empleo incluido en el avance de liquidación de presupuesto 2.016 lo ha sido para trabajadores empleados en recogida de residuos, a pesar de reconocer obligaciones por importe de 216.297,91 euros por trabajos realizados por otras empresas y profesionales para este mismo fin (código clasificación económica 22700) y 46.777,67 euros de retribuciones o salarios de personal funcionario.

En tanto que en la liquidación del presupuesto del año 2.015 el gasto de Bolsa de Empleo aplicado al programa de gastos de recogida, gestión y tratamiento de residuos ascendió a la significativa cantidad de cero euros, resulta evidente la conclusión de que o bien se pretende inflar de forma artificiosa el coste efectivo del gasto de recogida, gestión y tratamiento de residuos o bien la contabilidad municipal no atiende al cumplimiento de lo preceptuado en el Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales.

Finalmente, no resulta ocioso recordar que el hecho imponible de la Ordenanza Fiscal Reguladora de la Tasa por prestación del servicio de recogida domiciliaria de basuras, tratamiento y transporte a vertedero del Ayuntamiento publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de fecha 18 de abril de 2.008 se define del siguiente modo: “Constituye el hecho imponible de la tasa, la prestación del servicio de recepción obligatoria de recogida de basuras domiciliarias y residuos sólidos urbanos de viviendas, alojamientos y locales o establecimientos donde se ejerzan actividades industriales, comerciales, profesionales, artísticas y de servicios”. Y, por tanto, no tiene cabida para la fijación de su importe ningún gasto vinculado con la limpieza viaria ni con basuras que no tengan la calificación de domiciliarias.

En base a lo expuesto, se solicita que se baje el precio de Tasa por prestación del servicio de recogida domiciliaria de basuras y residuos, tratamiento y transporte a vertedero al  montante estrictamente necesario para cubrir el coste efectivo de prestación del servicio.

También se solicita:

a) La reasignación del gasto con clasificación económica 14300 Otro Personal Laboral. Bolsa de Empleo al programa (o programas) de gasto que le corresponda evitando la flagrante incongruencia de asignar toda la partida al programa de gasto de recogida, gestión y tratamiento de residuos (avance de presupuestos año 2.016) o al programa de gasto código 151 Urbanismo, planeamiento, gestión, ejecución y disciplina urbanística (Liquidación de Presupuesto año  2.015)

b) La reasignación del Gasto con código de clasificación económica 62300 Maquinaria, Instalaciones Técnicas y Utillaje. Barredora por importe de 19.000,00 euros al grupo de programas de gasto código 163 Limpieza Viaria con base en la evidente naturaleza de la inversión.”

 

Ateneo Republicano de La Alpujarra.

Antonio Martín Puga

 

 

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...