El saber es el único espacio de libertad del ser. Michel Foucault

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 22 invitados conectado(s)

música

¿Presumes de buen gusto musical? Por favor, vete a la mierda

Víctor Lenore. Un ensayo no debe medirse solo por sus ventas, sino también por la potencia de los debates que genera. En ese sentido, ‘Música de mierda’ (Carl Wilson), publicado en 2016, ha sido un éxito arrollador, por su defensa de una mirada antielitista hacia los sonidos que nos causan rechazo (en este caso, las melosas baladas sentimentales de la superventas global Céline Dion). ¿Por qué es importante ser empático al valorar la música de los demás? Porque, como demostró el sociólogo Pierre Bourdieu, los gustos culturales no son inocentes, sino que muchas veces esconden inercias clasistas. Todo el mundo tiene derecho a que no le guste Dion, empezando por el propio Wilson, incapaz de conectar completamente con su objeto de estudio.

Sin embargo, el experimento de intentar acercarse a la artista y a sus seguidores le sirvió para darse cuenta de que las premisas estéticas que él manejaba escondían una mezcla de machismo, clasismo y pavor ante los sentimientos expresados abiertamente, sin la distancia de seguridad que ofrece la ironía hípster. Ese miedo, seguramente, tiene que ver con descubrirse como un ser dependiente y vulnerable. El debate daba para más, por eso es un acierto la publicación de ‘Mierda de música’ (Blackie Books), donde filósofos, sociólogos y escritores definen sus posiciones en esta batalla que funde pop y política.

La democracia como escándalo

El más entusiasta, sin duda, es el sociólogo César Rendueles. El párrafo final de su texto no deja lugar a dudas. “Hay un pasaje de la ‘República’ donde Platón, un convencido antidemócrata, se ríe de los ‘herreros bajos y calvos’ que pretenden meterse en política. No solo es una tesis moralmente repugnante, sino que demuestra una profunda ignorancia de los principios de la democracia’, denuncia.

Leer más...



Ayuntamiento de Albuñol: ¿Portal de transparencia o portal de tramparencia?

Albuñol

Antonio Martín Puga. Anda el Facebook del Ayuntamiento y demás forofería de la chapuza municipal, con alborozo injustificado de chiquillo con zapatos nuevos, anunciando a la vecindad internauta la buena nueva de que la Alcaldía ha elaborado las Cuentas Anuales que le son de obligación desde el año 2.008. Con metáfora -de malafollá granadina- digamos que publicitan como logro la obtención del título universitario de hacer la o con un canuto.

Sabido es que los registros mercantiles,  los registros de cooperativas y los registros públicos de las diferentes Cámaras de Cuentas de las Comunidades Autónomas almacenan millones de Cuentas Anuales de todo tipo de empresas, ayuntamientos, mancomunidades, etc., presentadas por los Administradores Responsables en tiempo y forma. Vamos, un asunto de despacho ordinario que les va en el sueldo.

Mas como servidor, desde esta web, ha reclamado en no pocas ocasiones que el Ayuntamiento de Albuñol cumpla con sus obligaciones legales en materia de información económica-patrimonial-financiera, no puedo dejar de reconocer haber exclamado un ¡aleluya! por el cambio de actitud de los regidores municipales.

En consecuencia, ahora que parece que desde la Institución Municipal  tienen propósito de cumplir con el trabajo por el que se les paga, atendiendo a la ley en materia de la citada información, cabe preguntarse, ¿Por qué ha dado lugar la Alcaldía a que el buen nombre de Albuñol luzca la bandera pirata en los medios de comunicación?; ¿Por qué ha dado lugar la Alcaldía a que desde el Ministerio de Economía y Hacienda se retenga la participación municipal en los tributos del estado con el consiguiente perjuicio para las arcas municipales? Que las Cuentas Anuales desde el año 2.008 venga a presentarse ahora no es achacable a problemas informáticos sino a la dejadez, indiferencia y desprecio a la norma democrática de los sucesivos Alcaldes.

Mi gozo en un pozo

Con el aleluya en la boca (y con la alegría, en mi caso bien justificada, del niño que ha esperado los zapatos nuevos más de ocho años), he accedido a la web municipal para, a través de portal llamado de transparencia, dar un primer vistazo a las Cuentas Anuales publicitadas. Decido comenzar por las Cuentas más recientes (año 2.015) punto 3.3.  de Información Económica titulado Liquidación del último ejercicio, subdividido en 3.3.1. Cuenta General; 3.3.2. Informe de Auditoria y Fiscalización y punto 3.3.3. Análisis de la liquidación e informes comparativos.

Como son cerca de las una de la madrugada (23 de Septiembre) pincho en el punto 3.3.2. Informe de Auditoria y Fiscalización que, por experiencia, se menos voluminoso que la Cuenta General.

¿Pero qué tomadura de pelo es esta?, ¿Es que nos toman por tontos? ¡No hay ningún Informe de Auditoria! Hay un archivo llamado Memoria de un folio y dos renglones de otro, que dice  que Albuñol tiene 6.648 habitantes, 63 Km. Cuadrados, una guardería y cosas así. Intento relajarme, ¿será el enésimo error material por el que nuestro Ayuntamiento no pedirá disculpas a los vecinos y vecinas?

Me animo y pincho el punto 3.3.3. Análisis de la Liquidación e Informes Comparativos. ¿Pero qué tomadura de pelo es esta?, ¿Es que nos toman por tontos? ¡No hay ningún análisis de la liquidación ni ningún informe comparativo? Hay un archivo llamado Exp. Liquidación 2015 que nos dice el trámite administrativo (publicación en el Boletin Oficial de la Provincia, dictamen de la Comisión Especial de Cuentas, etc.) para aprobar el expediente. Son las dos de la madrugada. Ya sí que no puedo relajarme aunque presuponga que es el enésimo error material por el que nuestro Ayuntamiento no pedirá disculpas…

Digo yo que alguien en el Ayuntamiento de Albuñol, y de modo principal la Sra. Alcaldesa, debería vigilar que la información publicada en el portal de transparencia se corresponde con lo que se reseña en sus títulos. No hacerlo, si me permiten el juego de palabras, convierte dicho portal en un portal de tramparencia y recochineo.

Si hemos esperado ocho año a tener cuentas anuales, es obvio que podíamos esperar ocho años y una semana, para que la información publicitada hubiese sido contrastada. No es de recibo tanta chapuza municipal.

A la espera que todos los vecinos y vecinas dispongamos sin trampas del anunciado Informe de Auditoria y Fiscalización y del Análisis de la Liquidación e Informes Comparativos de las Cuentas del ejercicio 2.015, dejo para otro día entrar al detalle de las cuentas anuales… Si, claro, ya me temo lo peor.

 

Comentarios 

 
0 #1 jkasas 27-09-2016 19:41
¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL DIA EN QUE ESTOS CATETOS, INEPTOS Y SINVERGÜENZAS DE AYER Y DE HOY NOS DEJEN... HABLA PUEBLO HABLA DE UNA PUÑETERA VEZ CON LUCES...
Citar
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

artículos relacionados

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La Guerra Civil que Pérez-Reverte no te contó

Alejandro Torrús. El cómic "¿Qué fue la Guerra Civil?", de Carlos Fernández Liria y Silvia Casado Arenas ofrece un relato de vencedores y vencidos que supone una replica al que publicó el escritor murciano el año pasado, que califican de equidistante

Cuentan Silvia Casado Arenas y Carlos Fernández Liria que el libro de Arturo Pérez-Reverte La Guerra Civil contada a los jóvenes (Alfaguara) es una obra que dice cosas "muy ciertas", pero que peca de "equidistante". Critican que el cómic venga a decir únicamente algo así como que la guerra española fue un enfrentamiento entre dos bandos rivales que provocó un enorme sufrimiento. Y así fue. No cabe duda. Pero la Guerra Civil ─dicen Casado Arenas y Fernández Liria─ fue otras muchas cosas también "muy ciertas" que se omiten en el relato de Pérez-Reverte. Este es el motivo por el que se han lanzado a publicar ¿Qué fue la Guerra Civil? Nuestra historia explicada a los jóvenes (Akal).

"Intentamos sacar a la luz algunos aspectos de la guerra que también son ciertos y deben ser tomados en cuenta. Será el lector, por joven que sea, quien tendrá que preocuparse de interpretar qué es, entonces, lo que realmente sucedió", explican los autores en el prólogo de la obra, ilustrada por David Ouro.

Leer más...